Fenomenología del web art

Reseña de libro “Prácticas artísticas e Internet en la época de las redes sociales”. Autor: Juan Martín Prada. Género: Ensayo. Año: 2012. Editorial: Akal. 256 pp.

Juan Martín Prada, Prácticas artísticas e Internet en la época de las redes sociales, 2012, Akal. Portada.

Juan Martín Prada, Prácticas artísticas e Internet en la época de las redes sociales, 2012, Akal. Portada.

En cada época histórica, a las prácticas creativas le corresponde un contexto específico; es decir: un bagaje de conocimiento teórico y práctico y una serie de infraestructuras y herramientas tecnológicas que condicionan, o incluso posibilitan por completo, ciertas formas concretas de producción cultural y artística.

Sabemos que el fenómeno técnico y cultural que más ha marcado el comienzo del siglo XXI ha sido la difusión masiva de Internet. De hecho, la naturalización de su presencia a nivel planetario representa, sin duda alguna, un parteaguas material y simbólico – al igual que ocurrió con otros inventos que se han subseguido a lo largo de la historia humana, como por ejemplo la rueda, la imprenta, el ferrocarril, la fotografía o el avión – marcando de facto un “antes” y un “después” en la sociedad contemporánea. Con la masificación de Internet hemos empezado la efectiva transición de la sociedad “analógica” a la sociedad “digital”. Hemos empezado, esto es, a plasmar la que hoy en día llamamos Sociedad Red; o, por utilizar la exitosa expresión de Zygmunt Bauman, la Sociedad Líquida.

En la ponencia Compartir y crear que impartí el año pasado en Barcelona, dentro del seminario “La Societat Xarxa i el Disseny Contemporani” en la Escuela Superior de Diseño y Arte LLOTJA, presenté unos datos sobre la difusión de Internet en España, muy sencillos pero muy significativos, extraídos del estudio Marco General de los medios en España 2013 de AIMC. Para que nos hagamos una idea de lo que supone la presencia de Internet actualmente en España, y de cómo hemos llegado hasta aquí, a continuación vamos a ver los mismos gráficos actualizados con los datos más recientes del estudio (Edición 2014).

En el gráfico siguiente podemos observar la evolución de la penetración de los usuarios de Internet en España entre 1996 y 2013. Como se nota, la evolución ha sido constante, llevando Internet, en poco más de 15 años, de ser un fenómeno marginal (aproximadamente 342.000 usuarios en 1996: el 1% de la población) a convertirse en un fenómeno que superaba el año pasado los 25.000.000 de usuarios (casi el 65% de la población). Es fácil darse cuenta de cómo, a pesar de ser un invento relativamente joven, Internet es hoy en día algo que damos absolutamente por descontado en nuestra vida. Asimismo, somos todos conscientes de que el “factor conectividad” es sin duda el eje central de la realidad social y cultural actual.

Fuente: Estudio AIMC / EGM, datos 3er año móvil. 2013.

Evolución penetración (%) de usuarios Internet en España “último mes” y “ayer”. 2007 vs. 2013.

Fuente: Estudio AIMC / EGM, datos 3er año móvil. 2013.

En el gráfico siguiente está representada la evolución del acceso a Internet en España a través de los diferentes dispositivos: personal computer (pc) de sobremesa, pc portátil, teléfono móvil y tablet (iPad y similares). Como se puede ver claramente, el acceso a Internet en los años más recientes se ha ido diversificando mucho. En los últimos años, dispositivos como el teléfono móvil o los tablets se han añadido a la tradicional “puerta de acceso” constituida por el pc (fijo o portátil). En tan sólo 4 años, el ascenso del teléfono móvil ha sido espectacular y hoy en día supera el mismo pc. En 2013 casi el 86% de los internautas accedía a Internet a través de móvil, contra un casi 78% a través de ordenador portátil y un 73% a través de ordenador fijo (ambos en descenso). Por su parte, los tablets evidencian una tendencia de crecimiento asombrosa. En 4 años, el acceso a Internet a través de este dispositivo se ha sextuplicado. No hay duda de que hoy en día Internet es algo mucho más vivo que hace pocos años. Es algo, esto es, que nos acompaña en cualquier ámbito de la vida y que, evidentemente, condiciona y transforma nuestra forma mentis.

Fuente: AIMC / Estudios ‘Navegantes en la Red’, 2013.

Fuente: Estudio AIMC / EGM, datos 3er año móvil.

Los profundos y rápidos cambios a los que hemos asistido a lo largo de las últimas dos décadas, impulsados por la así llamada “revolución digital”, han producido efectos tan importantes que se suele hablar del nacimiento de un nuevo paradigma social y cultural. Un paradigma general que caracteriza la nueva era antropológica centrada en la web 2.0 (o de segunda generación): la “era 2.0”.

Acuñado en el año 2004 por Tim O’Reilly (1954), el término “web 2.0” se suele utilizar para referirse a aquellos sitios web que facilitan el proceso comunicativo, el networking y la participación del usuario. A diferencia de los sitios web estáticos “1.0” (o de primera generación), en los que los usuarios se limitaban a la recepción (lectura) pasiva de los contenidos, en los sitios web 2.0 el usuario puede intervenir activamente, dejar comentarios y compartir el contenido a través de plataformas online como las redes sociales. En un artículo de 2005, traducido al castellano en 2006 con el título “Qué es Web 2.0. Patrones del diseño y modelos del negocio para la siguiente generación del software”, O’Reilly definió la web 2.0 como una “arquitectura de la participación en red”.

Come se sabe, en 2004 Mark E. Zuckerberg (1984) lanzó la plataforma Facebook. Al cabo de un año nació YouTube. En 2006 fue fundado también Twitter y en octubre del mismo año Google Inc. adquirió YouTube por 1.650 millones de dólares. Parece que estos colosos de la comunicación 2.0 hayan siempre existido y, sin embargo, tienen como mucho una década de vida.

Para quién estuviese interesado en conocer los fundamentos del “paradigma 2.0” y estudiar cómo ha ido evolucionando a lo largo de los últimos veinte años la relación entre Internet y la creación artística, en sus diferentes fases históricas y en sus distintas facetas formales y poéticas, recomiendo la lectura del libro Prácticas artísticas e internet en la época de las redes sociales de Juan Martín Prada.

Publicado en 2012 por la editorial Akal, en la colección Arte Contemporáneo, este libro es un manual imprescindible para cualquier tipo de reflexión o investigación en torno a la historia del arte online. A lo largo de más de 250 páginas, el autor desarrolla una exégesis profundizada de la relación entre arte e Internet desde sus inicios hasta nuestros días; centrándose especialmente en la «segunda época» de la web. El volumen está dirigido a un lector especializado, sin embargo es fácilmente accesible también para un público más amplio, interesado en conocer la historia de una parte cada vez más relevante de la producción artística contemporánea y sus protagonistas.

Los trece capítulos que componen el libro están magníficamente redactados, con un estilo didáctico de impecable rigor y claridad. Se valora especialmente el gran esmero a la hora de aclarar definiciones y conceptos, de individuar artistas, colectivos y movimientos más representativos de este filón a nivel internacional y de explicar sus premisas estéticas. Al mismo tiempo el autor ofrece claves interpretativas esenciales para la comprensión, el goce y el juicio de sus logros concretos. También cabe destacar la gran cantidad de referencias bibliográficas y sitiográficas sobre las que se fundamentan las argumentaciones presentadas. En este sentido, el libro constituye una herramienta fundamental para el estudio de tendencias artísticas como el net.art, el blog-art, el game arte y las formas creativas online relacionadas con el uso de las redes sociales.

El tono utilizado en el libro es siempre objetivo. Sin embargo, en cada capítulo Prada ofrece al lector reflexiones críticas sobre los temas tratados, explicitando su mirada interpretativa de la realidad y sus criterios subjetivos de evaluación del valor artístico de las diferentes manifestaciones que se pueden encontrar hoy en día en el mare magnum de la Red. Asimismo, establece continuamente relaciones entre artistas y prácticas artísticas de épocas diferentes, evidenciando antecedentes históricos, paralelismos y convergencias entre los fenómenos tratados.

En este sentido, el análisis del nivel poético se encuentra siempre contextualizado dentro de un cuadro teórico más amplio y acompañado por una serie de reflexiones de carácter general en torno a cuestiones cruciales de nuestra época relacionadas con el uso de Internet. Cuestiones como, por ejemplo, la licuefacción del concepto de autoría; el tema de la propiedad y la comercialización del web art; la construcción y disolución de la identidad; la nueva percepción del tiempo; la transformación de la intimidad y de la memoria; las formas del poder y del control social; la influencia de la lógica mercantil y especulativa subyacente a la lógica inclusiva del web 2.0; la vigilancia y la localización; el papel ambiguo del usuario-consumidor digital; el peligro de una reducción efectiva de la libertad y un largo etcétera.

En realidad, el libro de Prada es mucho más que una rigurosa reconstrucción crítica de la historia del género artístico del net art desde sus orígenes hasta nuestros días. También es mucho más que un análisis de la poética de las prácticas creativas llevadas a cabo a través (y en) la web 2.0. Es este libro, en definitiva, un auténtico tratado de estética digital y cultura online. Un tratado que tiene el gran mérito de recopilar y sistematizar el conocimiento en torno a un capítulo tan reciente de la historia del arte, sobre el cual todavía es frecuente encontrar lagunas teóricas, generalizaciones y ambigüedades semánticas. Y que, ahora, gracias a este libro, es posible estudiar con mayor claridad y rigor metodológico. De hecho, lo que Prada expone en su libro es también un modelo crítico-interpretativo valido para la teoría del arte que aborda las nuevas poéticas relacionadas con el estado existencial de conectividad generalizada y permanente que caracteriza la época 2.0.

Como escribe el mismo Prada: «Lo que de forma más apropiada podríamos calificar como “arte” en el contexto de la Web 2.0 es, en definitiva, lo que más nos haría creer en la multitud interconectada, en sus posibilidades para el ejercicio de esa dimensión frente al mundo tal cual es y que siempre ha sido la base motivacional de todo acto artístico: se hace arte porque el mundo no nos es suficiente. Por todo ello, el arte, esa óptima forma de resistencia en el contexto de sistema-red, sería una anticipación, en el ámbito de lo poético, de lo posible que subyace aún latente en el poder constituyente de la multitud. Es decir, el mundo que la multitud interconectada podría construir en un momento de “libertad liberada” (frente a libertad como mera estrategia de actuación empresarial, que, en realidad, es a la que se somete la mayor parte de la producción creativa amateur), se anticipa en el que conforman las creaciones artísticas de mayor interés, manifiestos siempre de la exigencia del pensar interpretativo, de la comunicación crítica y significativa, de una forma más creativa, consciente y sensible de habitar en la red. Propuestas artísticas a través de las que también se operará, cuando menos, un conato de reconfiguración poética de las interacciones sociales protagonizadas por la multitud conectada. De manera que uno de los aspectos esenciales de la valoración del interés mayor o menor de las producciones creativas en el contexto de la Web 2.0 sería el grado de intensidad con el que esas creaciones expresan y anticipan una forma de esa “libertad liberada” antes mencionada. El interés de una determinada experimentación artística en torno al mundo de la Web 2.0 dependería, a nuestro juicio, primordialmente de su capacidad para evocar, en el interior de la singularidad de esa producción concreta que es la obra artística, no sólo lo abstracto de la vida de un espacio global sino, sobre todo, las tensiones de renovación y transformación, de crítica, de goce, de más libertad y de más singularidad que son inherentes a la multitud en línea» (p. 47).

En este video se puede ver la interesante conferencia “Poéticas (visuales) de la conectividad”, en la  que Juan Martín Prada aborda algunos de los temas claves tratados en “Prácticas artísticas e Internet en la época de las redes sociales”. La Conferencia “Poéticas (visuales) de la conectividad” fue impartida por Prada en las Jornadas “Arte y Redes: agentes y contenidos” el día 27 de septiembre de 2013 en Etopia (Zaragoza).

Conferencia: “Poéticas (visuales) de la conectividad” por Juan Martín Prada


 

Popularity: 4% [?]