Educar en el paisaje asturiano: la mina, el sonido, la arquitectura – por José Luis Calderón

Entrevista a Lucía Arias, Responsable del Departamento de Educación de LABoral Centro de Arte y Creación Industrial, en torno a la función educativa de los últimos proyectos que han puesto en valor el paisaje de Asturias. Cuarta entrega de nuestro colaborador José Luis Calderón para el proyecto LABlog, en colaboración con LABoral Centro de...

Entrevista a Lucía Arias, Responsable del Departamento de Educación de LABoral Centro de Arte y Creación Industrial, en torno a la función educativa de los últimos proyectos que han puesto en valor el paisaje de Asturias.

Cuarta entrega de nuestro colaborador José Luis Calderón para el proyecto LABlog, en colaboración con LABoral Centro de Arte y Creación Industrial de Gijón.

Publicado originalmente en LABlog: 26/08/2013.

Lucía Arias y Juanjo Palacios. Imagen: LABoral/Ana Quiroga.

Desde 2009, LABoral Centro de Arte y Creación Industrial ha ido desarrollando diferentes proyectos que han puesto en valor el paisaje de Asturias y las diferentes formas en que podemos apreciarlo, cobrando especial importancia entre ellos el “arte sonoro”. Todos estos proyectos cumplen con diferentes objetivos educativos, pero además, el propio centro de arte LABoral ha convocado diferentes actividades didácticas para conocer en mayor profundidad cada uno de ellos, tanto a escolares como a adultos.

En esta entrevista resumimos cuáles son estos proyectos hablando con la Responsable de Educación de LABoral, Lucía Arias, para que nos ilustre sobre las actividades formativas organizadas en tornos a ellas.

Con el fin de ordenar estas ideas, detallo a continuación los proyectos a los que nos iremos refiriendo:

La mina y su sonido: como escribió hace unas semanas Naiara Valdano en LABlog, este proyecto, que se inserta dentro de las actividades de la exposición Aprendiendo de las Cuencas, recoge los sonidos grabados en torno a los pozos mineros asturianos de mano de cuatro artistas, y deriva de El arte y su sonido, proyecto que a su vez fue parte de la exposición Visualizar el sonido, que se mostró en LABoral el pasado año.

Aprendiendo de las Cuencas: se trata de un proyecto expositivo sobre el que la semana pasada nos habló Montaña Hurtado, fruto de la investigación de zon-e arquitectos, que se desarrolla en dos sedes y que comparte con el proyecto anterior la puesta en valor de las Cuencas Mineras.

Arquitectura y escuelas: insertado en el contexto de Aprendiendo de las Cuencas, se trata de una convocatoria dirigida a alumnado de 3º y 4º de ESO y Bachillerato, para que diseñen usos utópicos para edificios abandonados dentro del paisaje minero asturiano. Podremos conocer en profundidad más sobre dicha convocatoria en las próximas semanas en LABlog.

mapaSONORU: creado en 2009 por Juanjo Palacios, es un proyecto que fomenta la escucha del paisaje sonoro (no especialmente minero) a través de grabaciones en el campo, con el objetivo de crear un mapa sonoro de Asturias. La próxima semana podremos conocer más detalles sobre su última edición para 2013 gracias a Nuria García Arias.

JLC: A primera vista parece como si tanto mapaSONORU como El arte y su sonido hubieran nacido con objetivos de investigación y de alguna forma también didácticos. ¿Es así? ¿Cuál fue la primera actividad educativa convocada desde el Departamento de Educación de LABoral Centro de Arte en torno a estos proyectos tan relacionados entre sí?

Lucía Arias: Efectivamente ambos proyectos nacieron con fines de investigación y desde la investigación, también educativos, pero de manera diferente. Por una parte, el proyecto mapaSONORU, de Juanjo Palacios, existía ya con anterioridad y es un proyecto desde su inicio, de producción. Tal y como puede verse en el enlace http://mapasonoru.com, es un proyecto abierto que pretente despertar el interés por lo sonoro y elaborar un mapa sonoro de Asturias, integrando a modo de comunidad a un público que puede enviar sus propuestas.

El encuentro entre LABoral Centro de Arte y el artista resultó desde el comienzo muy productivo, ya que este proyecto aúna muy bien el concepto de producción con la educación y difusión, además de algo fundamental para LABoral, como es el integrar al público en el proceso de producción, ya que pretendemos ser no sólo un centro de exposición y difusión del arte, sino de producción.

MapaSONORU fue el primero de estos proyectos de los que hablas, pero al mismo tiempo El arte y su sonido nació en este proceso, desde otra vertiente, como fue la exposición Visualizar el sonido. Con motivo de aquella exposición, el comisario José Manuel Costa propuso realizar de mano de artistas asturianos, cuatro grabaciones de nuestro propio Centro de Arte, espacio asociado, como todos los museos, generalmente al silencio. De esta manera pudimos integrar la presencia de un fonografista como Juanjo Palacios, de varios artistas asturianos y del comisario José Manuel Costa. Tanto mapaSONORU como El arte y su sonido han contribuido a crear una comunidad; de hecho, a raíz de El arte y su sonido se creó un blog en el que se puede encontrar más información sobre este proceso.

Paisaje dentro del proyecto mapaSONORU. Imagen: LABoral/Lucía Arias.

JLC: Excepto Arquitectura y Escuelas, todos estos proyectos han nacido desde el concepto o disciplina del arte sonoro, tan desconocido en general aún hoy por la sociedad. ¿Os mostraron los artistas implicados desde los comienzos la intención de crear actividades didácticas dirigidas a diferentes públicos para dar a conocerlos o tuvisteis que crear desde el equipo de LABoral actividades específicas ad hoc?

Lucía Arias: En estos proyectos ha habido diferentes tipos de público. Por una parte, el público más especializado, conformado por técnicos y artistas que trabajan dentro de lo sonoro. También público muy interesado en lo sonoro, así como un público más general o desconocedor de la materia. Pero en general hemos apreciado mucho interés por esta temática. Como comentábamos antes, tal vez lo más interesante ha sido la creación de una comunidad, así como de grupos de trabajo y de debate, espacios para el intercambio de información sobre el arte sonoro, tanto a nivel técnico como de opiniones. Todo ello hecho evidente un incremento del interés por lo sonoro. A este interés también ha contribuido el Festival L.E.V. Hay que tener en cuenta además que estos proyectos guardan cierta relación con la música electrónica, que interesa a un público joven.

Respecto a actividades específicas por las que me preguntas, una de las experiencias más positivas hasta ahora fue el taller que Juanjo Palacios realizó el pasado diciembre sobre fonografía y escucha atenta con ONCE, ya que la aproximación de este grupo al sonido era muy diferente a lo que tal vez esperábamos. Puedes encontrar más información en los siguientes enlaces:

http://www.laboralcentrodearte.org/es/files/actividades/mapasonoru-once

http://juanjopalacios.wordpress.com/2012/12/10/mapasonoru-taller-con-la-fundacion-once-en-laboral/

Un momento del taller de Juanjo Palacios en LABoral con un grupo de ONCE. Imagen: LABoral.

JLC: ¿Cuál ha sido hasta ahora la reacción del público participante en mapaSONORU? ¿Os habéis encontrado con reacciones inesperadas por adultos o escolares en torno al concepto de arte sonoro?

Lucía Arias: Las reacciones han sido bastante variadas, algunas también diferentes a las esperadas, como te comentaba positivamente respecto al taller de ONCE y, en general, todas muy satisfactorias. Ha habido público bastante diferente, con predominio de público especializado, siempre interesado en la materia. Las personas que se han ido inscribiendo o eran muy especializadas en la materia (artistas de arte sonoro, fonografistas…) o tenían gran interés por el arte sonoro. Respecto al público general, ha habido muy buena acogida desde el principio y vemos que el interés está siendo muy creciente. Casi todos quieren conocer las técnicas. Hay que tener en cuenta además que de manera general, todo lo relativo a la música y al sonido suele atraer mucho al público. Además, en los últimos años, diferentes centros de arte, desde el Museo Reina Sofía hasta Matadero, han contribuido al mayor conocimiento y difusión del arte sonoro. Y este interés cada vez mayor es algo muy positivo.

JLC: Dentro del contexto de Aprendiendo de las cuencas hay organizados tres talleres para escolares: Taller Sonido para Educación Infantil,  Taller Teatro de Sombras para Educación Primaria y Taller Stop Motion para Educación Secundaria. ¿Los tres talleres han sido diseñados por el equipo de LABoral? ¿Cuál es la finalidad perseguida?

Lucía Arias: Estos tres talleres, que se impartirán a partir de finales de septiembre, nada más inaugurada la exposición Aprendiendo de las cuencas, están diseñados y coordinados por Elena Álvarez, de LABoral. Por una parte, estos talleres cumplen con dos objetivos comunes básicos de acercar al público escolar al arte y al contexto de la exposición y que de la enseñanza del arte adquieran herramientas para su desarrollo personal. Pero más allá de esto, cumplen con el tercer objetivo de aprender a interpretar y usar herramientas, en este caso sonoras, de manera directa y productiva.

JLC: ¿Qué más puedes contarnos sobre cada uno de ellos?

Lucía Arias: El Taller Sonido está dirigido a educación Infantil y es un taller cerrado. Es decir, los grupos de escolares se crean tras el contacto con Escuelas de Asturias. Son grupos de no más de 20 escolares y en él se dedicará la mitad del tiempo total (90 minutos) a recorrer la exposición y la otra mitad a identificar sonidos naturales, rurales, urbanos e industriales. El taller para Primaria consiste en un Teatro de Sombras, en el que al sonido se incorpora imagen y movimiento, a modo de técnica antecedente y relacionada al cine, al igual que el tercer taller, Stop Motion, para Secundaria, con el que se enseña a los alumnos técnicas de animación a través del uso fotográfico. Los interesados pueden preguntar o reservar escribiendo a mediacion@laboralcentrodearte.org

JLC: Tal vez una de vuestas últimas actividades más sensibilizadas con la puesta en valor del paisaje minero, aunque alejada en este caso de lo sonoro, sería Arquitectura y escuelas, dirigida además a estudiantes de entre 14 y 17 años. Cuéntanos un poco más sobre vuestras expectativas de esta actividad. ¿Os gustaría que las ideas aportadas por el idealismo propio de estos adolescentes tuviera una continuidad en LABoral?

Lucía AriasArquitectura y Escuelas nace efectivamente a partir del proyecto Aprendiendo de las cuencas, fuera del marco sonoro, con el fin de poner en valor los usos arquitectónicos de edificios abandonados dentro del paisaje minero. El objetivo de esta iniciativa está  por ello en la arquitectura, precisamente porque los comisarios de esta exposición son dos arquitectos, Nacho Ruiz y Sara López. En primer lugar pretende una aproximación menos formalista o convencional a la arquitectura (al modo tradicional de “Historia de la Arquitectura”), y más desde los usos o utilidades de edificios cercanos o relacionados con el entorno de los adolescentes. Consideramos además que esta aproximación puede ser también útil al profesorado y alumnado en otras materias en el colegio. Respecto a lo que comentas acerca de esa “continuidad”, sí nos interesa esa línea de investigación en torno a la arquitectura como tema, entre otras razones, por las buenas relaciones de LABoral con la comunidad y Colegio de arquitectos y porque LABoral es un Centro de Arte y también de Creación Industrial, y en ese contexto la arquitectura es esencial.

Imagen: LABoral/Lucía Arias.

JLC: Hay algo más que quieras comentarnos sobre los objetivos educativos que perseguís en torno a estos proyectos?

Lucía Arias: En general consideramos muy importante la presencia activa del público no solo como espectador, sino como parte integrante en el proceso de la exposición y de la producción. Aspiramos a que LABoral sea no solo un Centro de exposición y difusión del Arte, sino de Producción y en ese sentido consideramos que es muy importante integrar al público en dicho proceso.

Popularity: 2% [?]