Entrevista a Suso33: “El mercado del arte ha eclipsado mucho al arte” – por José Luis Calderón

Entrevista al artista español SUSO33, por José Luis Calderón.

Un año después de su proyecto “Troyan TV Wall” de ARCO, el artista Suso33, referente dentro y fuera de España en street art, arte urbano, grafiti, o en lo que conocemos como “pintura escénica en acción”, nos recibe en su estudio para recorrer su trayectoria profesional y hacer balance de sus proyectos en diferentes disciplinas artísticas, al mismo tiempo que nos pone al día de sus últimos trabajos y nos permite contextualizarlos dentro del panorama artístico actual.

P. Pregunta estándar: ¿cómo comenzaste como artista?

R. Empecé por lo básico: la firma y grafiti, sobre murales, carreteras, trenes, solares, casas tapiadas…de todo. Primero vino el grafiti clásico. Después, el siguiente paso fue crear la “plasta”, la mancha de pintura (ahora emblema o icono de Suso33). A final de los años 80, lo que yo conocía del grafiti eran letras. Suprimir las letras por un icono fue una apuesta muy innovadora. En su momento mis colegas me decían que eso no era grafiti. Ello me dio paso a hacer street art. Después, con las “Ausencias” que empecé a realizar, el entorno era lo que mandaba. Con ello resaltaba lo que hay alrededor; así llegué al arte urbano. En aquel momento nosotros no sabíamos que eso que hacíamos era street art; lo llamábamos intervenciones urbanas. Ahora los términos están más definidos.

Cuando empecé con “Ausencias” a comienzos de los 90 lo hice en la zona de Tetuán, uno de los barrios que no tuvo plan de urbanismo al principio. Se quedaban muchos solares y casas deshabitadas, que eran sitios idóneos. Fue el barrio en el que yo me crié y al que luego volví.

Obra “ i-legal” de Suso33 con la “plasta” como icono principal.

P. ¿Crees que el street art es una disciplina más comprometida con la realidad socio-cultural o socio-política que otras manifestaciones artísticas?

R. En general, a grandes rasgos, sí, aunque hay muchos artistas del street art que se muestran al margen de cualquier mensaje de este tipo. A veces este mensaje puede ir de modo consciente o inconsciente. Habría que definir también qué es street art, que es otro asunto.

P. ¿Y es el arte urbano más sensible también al tema de la interdisciplinariedad en las artes? ¿Qué proyectos tuyos destacarías en los que se aprecia esta relación con otras artes (danza, teatro, performance, moda, video, net art…)?

R. Mi trabajo precisamente lo que tiene es la relación con otras disciplinas; con la música, la danza, con teatro…Con moda he experimentado, aunque es menos mi campo o tal vez por eso han sido colaboraciones más puntuales. Realicé hace poco el mural para la exposición de Jean Paul Gaultier en la Fundación Mapfre. También hice otro mural de 30 metros para la pasarela Cibeles en 2006. También, otro trabajo para Cibeles en 2007. Además, colaboré con el diseñador Carlos Díez Díez: me dio una pieza de tela, yo la pinté y en base a ello él diseñó una falda que formó parte de la exposición “Hombres en falda” comisariada por Roger Salas y que tuvo lugar en el Centro Cultural Casa de Vacas. Con el diseñador  Ion Fiz también colaboré, pero al revés. ¡Si al final también me he liado con la moda!

Con el cine trabajé especialmente en mi corto “Aerosol”, que estuvo nominado a los Goya en 2004. Se rodó en 2003 y se proyectó en La Casa Encendida. A raíz de él contactó conmigo el coreógrafo Carlos Infante. Tiene una muy buena fotografía.

Video: Corto “Aerosol”.

P. ¿Algún proyecto actual o de los últimos proyectos que quieras resaltar?

R. Lo que más me está interesando es lo que llamo “pintura escénica en acción”. No lo llamo “action painting” porque no lo es. Es en escenarios. Utilizo los elementos escénicos como la iluminación, la maquinaria escénica, el cuerpo en el espacio… Mi trabajo tiene mucho que ver con la escena y con la danza. He trabajado con la Compañía Nacional de Danza, con el Ballet Nacional de Portugal…  Me dicen muchas veces que cuando pinto es como si hiciera danza contemporánea. A veces empleo también la calle como escenario.

De los últimos proyectos me gusta mucho la obra “Automatismos”, que realicé para la inauguración de la exposición “Absolut Art Collection” en la galería 28012, la antigua galería Salvador Díaz. En esta obra lo que hice fue dejarme fluir. Es una sensación similar a la que puede tenerse en la danza, y no desde  el acto casi “militar” de ensayar, sino de dejarte fluir y volar. A veces te fascina cómo va fluyendo todo, por la excperiencia vital que tienes tú mismo. Esta obra la hice para mí; no como en las grandes producciones. Cuando trajeron esta colección (con obras de Barceló, Hirst, Haring….) me invitaron para que hiciera una acción para la inauguración. Propuse un cristal de 2 metros por 3. La gente se me asomaba desde la cristalera para verme. Terminé con tendinitis por el agotamiento físico.

 

Suso33 durante la acción “Automatismos” en la inauguración de la “Absolut Art Collection” en la galería 28012.

 

P. Con acciones y obras como “Trojan TV Wall” de ARCO, “Los elegidos” o el último video de Alejandro Sanz te estás introduciendo  más en el trabajo artístico en video, en Internet… A pesar de todo ¿tu obra es esencialmente pictórica?

R. La verdad es que sí. Pero me interesa especialmente el lado performático o procesual de la obra, de ahí mi relación con el video, con la música, con la danza…así la obra adquiere una dimensión temporal, por decirlo de algún modo. Mi trabajo, al ser procesual, va muy unido a ello. En la danza ocurre igual: tienes que ver la obra en el proceso, con el tiempo, y no de manera estática o fotográfica. Además, hay veces en las que en mi obra no hay objeto resultante final, sino que es un proceso; de ahí que vaya unido al video para documentarlo. Mi propia propuesta de página web relaciona palabras con imágenes; es una forma de obra multimedia.

 

Danza y Suso33 en acción sincrónica.

P. ¿Estás abierto a propuestas de colaboración o coproducción con otros artistas o disciplinas…?

R. Sí, por supuesto. He tenido amagos. Estoy abierto a la amplitud y experimentación de lenguajes artísticos. Se trata de sentirse vivo. Por supuesto, estoy abierto a coproducciones en Internet con otros artistas. Me gusta la experimentación con otros lenguajes artísticos, porque es algo que me despierta. Me llegan trabajos de otros artistas que “me ponen” mucho. Es de lo que más me gusta; el experimentar. Siempre, desde el origen, he sido bastante experimental. Valoro la libertad y la experimentación en la creación. No resuelvo; me gusta plantear: De ahí la máxima de “El diseño resuelve; el arte plantea”.  Sí, me gustaría experimentar con net art, video u otros formatos.

 

Falda de Carlos Díez inspirada en obra de Suso33, para la exposición “Hombres en falda”.

P. Tu carrera se encuentra en un momento álgido, o eso apreciamos muchos. ¿Miedo a tocar techo?

R. Me veo en un momento en el que necesito hacer un parón y reflexionar y ser más selectivo. Al ser popular se te acercan propuestas algo “obscenas” que te pueden despistar. Gente que me hace propuestas para llevarme a su terreno. Con eso estoy preocupado, porque veo que se me pasa el tiempo. Ahora quiero marcarme más claro lo que yo quiero y no quedar en varias reuniones y despistarme. Pongo este ejemplo: buscar yo “las novias” y no que me “entren” tanto. Al hacerte popular corres un peligro. Tengo que tener cuidado con eso. Además, corro el riesgo de poder parecer más de lo que soy en realidad., porque económicamente no echo cohetes.


 

Video de Suso33 para el mural de la exposición de Jean Paul Gaultier en la Fundación Mapfre.

P.  ¿Cómo fue la experiencia con el “Troyan TV Wall” de ARCO 2012? ¿Qué balance haces?

Fue una incursión en otro campo, una propuesta de El País ante la que me pregunté qué podía haer. Se me ocurrió que podíamos aprovechar que tenían una plataforma, para crear una convocatoria en la que la gente propusiera; que hicieran lo que quisieran. Hice una especie de Caballo de Troya, de ahí el juego del nombre; aunque era como un mural, era una ventana abierta para que la gente dijera lo que quisiera. No hubo ningún tipo de filtro para que la gente se lanzara; de hecho fue una de las condiciones.  Se trataba de hablar del momento actual; estaba muy reciente aún el 15M. Me ofrecieron la oportunidad de ir como  mega star, lo que aproveché para abrir la oportunidad a otros. Si el street art acerca el arte a un entorno más urbano, aproveché esa forma para que el público  realizara su intevención en el muro. Iba en relación a la intención del arte urbano de acercar al público. Me gustó mucho cómo funcionó. Supuso un punto de inflexión en mi carrera. Recuerdo que vino la Familia Real y yo aparecía como bufón de la Corte. Yo voy vestido de bufón para unos y de súper héroe para otros.

P. Tal y como sugieres, el street art supuso una forma de acercar el arte al público urbano: ¿qué crees que hace falta para acercar el arte al público o a la sociedad en nuestro país?

R. Pregunta complicada…porque no es lo mismo al arte que al mercado del arte. El mercado del arte ha eclipsado mucho al arte. Muchas veces marca la pauta mucha gente ajena al arte. El término “arte” ha ido cambiando a lo largo de los tiempos. Quizás ahora habría que definir el arte de otra manera, en la que incluimos el mercado del arte, el mainstreem… Creo que en el arte es importante lo que transmite. En el street art, para mí al menos, todo es algo más ingenuo, más expresivo  o emotivo.

Lo que me da miedo es que no haya sensibilidad por el arte, que sea todo solo un producto. Como artista, puedes pasar a ser titiritero, como en la película “El viaje a ninguna parte” de Fernando Fernán Gómez.  Da miedo que no haya sensibilidad por el arte y que a veces todo sea producción. Mi street art va un poco ajeno al mercado. Trabajo poco con galerías de arte.

 

“Ausencias” de Susso33.

P. ¿Cómo afecta  o crees que está afectando el  tema actual de los desahucios al street art?

R. Sí afecta; plenamente. Ya en los años 90 con “Ausencias” empecé a hablar de esto, como decía antes. Pero ahora vuelve a ocurrir porque cada vez dejan más obras a medias;  espacios para volver a hacer intervenciones. No solo extrarradio sino en el propio centro. En la calle Hortaleza, cerca de la sede del COAM, he hecho una intervención en un local que está cerrado. Afecta físicamente por el espacio y afecta como temática.

P. ¿Para cuándo una retrospectiva en un museo?

R. Me ofrecen para participar en colectivas, pero no individuales. Me gustaría hacerlo porque me ayudaría a meditar sobre mi trabajo, a hacer relecturas…De hecho va en la línea de mi propósito de poder dedicarme a investigar, durante varios años, cuestión que veo bastante complicada, ya que ahora hay muy pocas ayudas para ello.

Video: “Los elegidos”.

 

 

Enlaces recomendados:

http://www.rtve.es/television/20120418/suso-33-aerosol-para-proyeccion-cuerpo/517029.shtml

http://www.youtube.com/watch?v=jD_IYh2J0bw

http://www.suso33.com/index.php?sc=video&lang=en

http://www.suso33.com/media/bio/suso33_es.pdf

 

José Luis Calderón Aguirrezabala (San Sebastián, 1979) es Licenciado en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid y en Filología Hispánica por la Universidad de Navarra. Experto en arte contemporáneo, ha sido profesor de Arte del Siglo XX y de Mercado del Arte Contemporáneo a través de las Galerías de Arte más importantes de Madrid en el Instituto Superior de Arte (Madrid). En el sector del mercado del arte ha trabajado en la galería Juana de Aizpuru y en la que fue la primera consultora de arte contemporáneo en España, Untitled Art Consulting. Colabora en la coordinación de talleres culturales con el Museo ABC (Madrid) y en la coordinación del programa de coleccionistas de la Feria de arte contemporáneo Casa//Arte.


 

Popularity: 4% [?]