Isidro Blasco, deconstrucción y nueva vida

Crítica de la exposición ISIDRO BLASCO: Exposición personal de Isidro Blasco. Galería Fúcares. Conde de Xiquena, 12 – 1º Izq. Madrid. Hasta el 22 de Enero de 2011. “HOUSE INSIDE II”, 2010. C-Print, madera, cartulina libre de ácidos y yeso. 77 x 57 x 30 cm. Courtesy: Galerí­a Fúcares, Madrid-Almagro....

Crítica de la exposición ISIDRO BLASCO: Exposición personal de Isidro Blasco. Galería Fúcares. Conde de Xiquena, 12 – 1º Izq. Madrid. Hasta el 22 de Enero de 2011.

“HOUSE INSIDE II”, 2010. C-Print, madera, cartulina libre de ácidos y yeso. 77 x 57 x 30 cm. Courtesy: Galerí­a Fúcares, Madrid-Almagro. 2011.

La compleja expresión formal de la poética deconstructiva de Isidro Blasco (Madrid, 1962) se pudo apreciar recientemente, en toda su bellezza y variedad de dimensiones y formatos, en la impecable exposición antológica dedicada a la trayectoria veinteñal del artista: Aquí huidizo, que tuvo lugar el año pasado en la Sala Alcalá 31 de Madrid (Marzo-Mayo de 2010) y que actualmente se presenta en la Sala de Exposiciones Diputación de Huesca (hasta finales de Enero).

El proyecto artístico de Blasco se funda sobre una aproximación estética a la realidad de tipo policéntrico y fragmentado. De este enfoque procede una original práctica creativa, técnicamente articulada, que combina el collage fotográfico con la escultura, con inquietudes arquitectónicas imposibles y paradójicas (cuyos logros recuerdan en ciertas ocasiones las deconstrucciones de Gordon Matta Clark, o bien las distorsiones geométricas y las exploraciones del infinito en el plano de M.C. Escher), con la instalación y la utilización de medios audiovisuales.

En las obras de Blasco los fragmentos perceptivos de la mirada subjetiva se encuentran recompuestos en formas plásticas en las que convergen simultáneamente una pluralidad de perspectivas. En el catálogo de la citada exposición, el comisario José Manuel Costa hace referencia al imaginario del artista citando explícitamente la fotografía del movimiento de Muybridge y las investigaciones cubistas y futuristas. Y añade: «Su mirada retoma aquella de la instantánea sumada a otra visión nueva que subjetiviza de nuevo, pero de otra forma. Es la mirada desde el vehículo, esa que cada vez que ojeamos por la ventanilla al exterior es captado, no como la composición bien cuidada y sin solución de continuidad de algo completo, sino como una impresión fragmentaria de algo que está allí pero no aprehendemos en su totalidad y cuyo centro es tan aleatorio como la inclinación de nuestros ojos tras tomar una curva cerrada».

Vista de la exposición. Courtesy: Galerí­a Fúcares, Madrid-Almagro. 2011.

A partir de mediados de los años noventa (en concomitancia con la migración del artista a la ciudad de New York) el trabajo de Isidro Blasco conoció una importante inflexión hacia la exploración deconstructiva de las maneras convencionales de percibir los lugares y los elementos arquitectónicos; con respecto tanto a la faceta estructural de los edificios y de los núcleos urbanos (el exterior) como a los aspectos más funcionales y simbólicos de los interiores (por ejemplo, la intimidad del ámbito doméstico, sus cuartos, sus suelos, techos y paredes decoradas etc.).

Las obras presentadas en esta tercera exposición en la galería Fúcares [http://www.Fúcares.com/esp/] de Madrid son, en gran parte, esculturas de pequeño formato realizadas en madera, yeso y cartulina. En algunos casos reaparecen también la cerámica y el hierro, materiales que Blasco usó al comienzo de su carrera, a finales de los ochenta. Se trata de una suerte de maquetas de proyectos imposibles: estructuras delimitadas pero a la vez siempre abiertas y comunicantes con el exterior a través de una multiplicidad de planos, espacios y puntos de vista. En estos trabajos la dimensión volumétrica predomina sobre las imágenes: lo escultórico y lo arquitectónico sobre lo fotográfico. De hecho, la presencia de la fotografía es aquí mínima, a mitad entre lo entrópico (como efecto residual de un posible abandono) y lo indicial (esto es, como sugerencia de un proceso de construcción todavía in fieri).

Una mención especial merece la instalación End of the things (2010, medidas variables según instalación). Contrariamente a lo que pasa en las demás obras expuestas, aquí la estructura y las imágenes “dialogan” con igual dignidad. El movimiento deslizante del videoproyector lleva una secuencia de fotogramas a coincidir momentáneamente con la superficie en madera de la instalación. Se trata de imágenes tomadas en un grande espacio vacío casi en ruinas. En él aparecen objetos abandonados: rastros de la memoria de una pregresa vida funcional dentro del espacio. Recontextualizadas en la nueva hipótesis arquitectónica de la instalación, estas imágenes parecen sugerir un posible y esperanzoso mensaje metafórico: que dentro de todo final siempre se puede buscar un posible nuevo inicio. Una nueva vida.

“BASEMENTS”, 2008. Madera, foto y cartulina libre de ácidos. 35 x 91 x 22 cm. Exposición Aquí­ Huidizo, Madrid-Huesca, 2010-2011. Courtesy: Galerí­a Fúcares, Madrid-Almagro. 2011.

 

Video 1: Isidro Blasco presenta “Aquí­ huidizo” en la Sala Alcalá 33 de Madrid (2010-2011).

 

Video 2: ELUSIVE HERE, by Isidro Blasco (2010). This video was produce by “Comunidad de Madrid’ and shown at Isidro Blasco’s restrospective in ‘Alcalá 31′ Mandrid. March-May 2010.


 

Popularity: 4% [?]