Philippe Decrauzat y la lucha entre cuerpo y mente

Crítica de la exposición: Philippe Decrauzat. Exposición personal de Philippe Decrauzat. Galería Parra & Romero. C/ Conde de Aranda, 2. Madrid. Hasta el 6 de noviembre de 2010.

Philippe Decrauzat, Untitled A, 2010, Acrilic on canvas, 210 x 210 cm. Courtesy: Galerí­a Parra & Romero, Madrid, 2010.

La obra de Philippe Decrauzat (Lousanne, 1974) condensa y actualiza la herencia artística del proyecto abstracto geométrico, desarrollado a lo largo de casi todo el siglo XX, apropiándose de algunos de sus logros estéticos y sintácticos más relevantes y creando soluciones formales que manifiestan, en más de una ocasión, cierta actitud irónica a la vez que hacen dialogar conscientemente las referencias más cultas con elementos propios del diseño grafico, del cine, de la moda y, en general, de la pop culture contemporánea.

La primera exposición personal del artista en España, presentada en la galería Parra & Romero de Madrid, constituye una muestra significativa de su capacidad creativa, evidenciando claramente las coordenadas esenciales de su versátil discurso plástico, centrado, esencialmente, en la idea de extremar las posibilidades de deconstrucción de la percepción subjetiva a través de la ilusión óptica y la representación del movimiento.

El trabajo de Decrauzat se vale de una pluralidad de técnicas y soportes – pasando de la pintura a la escultura, del dibujo a la instalación, al cortometraje – con una referencia explícita a los esquematismos geométricos “constructivistas” de las primeras vanguardias, así como a la experiencia de la Bauhaus o a la obra de uno de sus supervivientes más importantes, Moholy-Nagy. Otras influencias tópicas derivan de movimientos como la Abstracción Post-pictórica y el Op Art y especialmente de la labor de artistas como Victor Vasarely, Ellsworth Kelly, Frank Stella y Kenneth Noland entre otros, quienes relanzaron la poética vanguardistas a partir de una relación nueva con la mecánica y con el tema del movimiento; valorando principalmente los aspectos lúdicos, ilusorios y decorativos de la obra. De hecho, las piezas Untitled (2010) que Decrauzat presenta en esta ocasión son tres shaped canvas en las que aparecen congelados tres distintos momentos de un ficticio movimiento diagonal sobre la superficie “sagomada” del lienzo. La configuración irregular del cuadro se adapta así al motivo abstracto pintado en blanco y negro sobre su superficie, configurando una suerte de citación-homenaje a las Cataracts de Bridget Riley. De hecho, la obra de Decrauzat vuelve a proponer en clave actual esa lucha entre el cuerpo y la mente – esto es, el distanciamiento entre la fisicidad del espectador y el efecto gestáltico de su percepción psicológica – que en la obra de Riley desempeño un papel central.

En este sentido, la postura creativa de Decrauzat está caracterizada por una ambición consciente y eficaz que se apropia de elementos gramaticales de la tradición abstracta para construir un discurso plástico que explora, en diferentes direcciones y a través de formas originales, las distintas posibilidades perceptivas del sujeto, las cualidades y los efectos que emanan de las relaciones entre los elementos, los espacios, los materiales, la luz, el color, el movimiento (como, por ejemplo, el efecto flicker o el efecto moiré). Se explica así la declarada admiración de Decrauzat por un artista como el italiano Francesco Lo Savio , quien, entre finales de los cincuenta y comienzos de los sesenta, realizó un trabajo experimental que se movía en un espacio artísticamente “ambiguo” entre el idealismo abstracto, de sabor neoplástico, y las inquietudes geométricas formales típicas del minimalismo norteamericano. En su obra, Lo Savio profundizó especialmente el análisis del poder irradiador del color, jugando con la relación entre la luz y las formas geométricas elementales, como el cuadrado y el círculo.

Además de las citadas shaped canvas, en la exposición se pueden admirar también la pintura mural Non random (2010), compuesta por una serie de fragmentos de círculos (situada en el escaparate de la galería, a modo de introducción gráfica a la muestra) y la serie Loop the loop (2010): dibujos sobre papel colgados perpendicularmente a las paredes, ya que están realizados sobre las dos caras del mismo folio. Obligando el espectador a moverse a su alrededor, estos dibujos le invitan a reflexionar sobre la dimensión “objetual” de la obra de arte y sobre su percepción en relación con el espacio físico de la exposición.

Finalmente cabe mencionar el film en 16mm Scrren-o-scope (2010, 4’15”, B/N, sin sonido): un buen ejemplo del importante trabajo desarrollado por Decrauzat a través del cortometraje. Siguiendo la premisa estética del cut-up literario de William S. Burroughs y las técnicas de creación musical del sampling y del cut’n’mix, en esta obra Decrauzat recompone imágenes extraídas de secuencias de la película Rashomon de Akira Kurosawa (1950), yuxtaponiéndolas según una lógica narrativa no lineal que indaga las potencialidades visuales y las alteraciones psicológicas y emocionales relacionados con los efectos lumínicos y los contrastes de luz y sombra. El montaje crea un efecto estroboscópico que implica inevitablemente la dimensión mental del espectador a partir de su percepción física.

 

Philippe Decrauzat im Haus Konstruktiv Zürich 2009

 

BALLYLOVE by Philippe Decrauzat


 

Popularity: 1% [?]